P. I. Can Petit C/ Puigbarral nave nº 34I 08227 Terrassa-Barcelona (España)

MÁQUINA HERRAMIENTA ¿Cómo mejorar la eficiencia de estas?

maquina-herramienta

MÁQUINA HERRAMIENTA ¿Cómo mejorar la eficiencia de estas?

La refrigeración y la lubricación de la máquina herramienta es uno de los principales sistemas que se han de integrar este tipo de máquinas para un correcto funcionamiento y una larga vida útil.

Es importante tener una lubricación correcta, conseguir una capa fina y uniforme, sin excesos ni goteos.

Para que las máquinas herramientas funcionen sin problemas se ha de tener muy en cuenta la entrada de líquido de corte, la entrada de suciedad que pueda contaminar, la humedad en el mecanizado, las temperaturas extremas etc.  La lubricación precisa puede regular, tanto la temperatura de las piezas, la eliminación de la contaminación, disminución de la temperatura etc.

La lubricación inadecuada ya sea por exceso o por falta de lubricante, provoca hasta el 36% de las fallas prematuras en los rodamientos.

¿Cuál es el mejor sistema de lubricación para las máquinas herramienta?

Conseguimos el mejor funcionamiento integrando un sistema lubetools, también llamado sistema de lubricación mínima. Es un sistema que dispersa partículas de aceite en aerosol ultra finas sin crear ningún tipo de neblina. Consiguiendo también reducir las temperaturas elevadas de esas zonas.

Este sistema es aplicado en la elaboración de los metales, es decir, procesos de eliminación de virutas, en la deformación donde se usan emulsiones y líquidos refrigerantes.

Algunas de las aplicaciones que han de tener un sistema de lubricación son:

  • Afilado de herramientas
  • Bobinas y correas de transmisión
  • Cadenas
  • Estampadora
  • Fresadora
  • Marcado industrial
  • Máquina de calibrado
  • Máquina de rodillo
  • Perforadora
  • Plegadora
  • Punzonadora
  • Roscado
  • Taladro
  • Torno
  • Transportadoras
  • Tronzadora circular
  • Tronzadora de cinta

Funcionamiento del sistema de lubricación mínima

La dosificación se realiza desde la bomba neumática hasta el punto de contacto con la pieza, con este sistema conseguimos que no se cree ningún tipo de neblina por lo que no es perjudicial para los operarios que estén cerca.

El lubricante se consume en el transcurso del trabajo realizado en la pieza por lo que no se tiene que limpiar posteriormente ni la máquina, ni la pieza, aumentando así la productividad del proceso.

Otra ventaja a tener en cuenta es que aumenta la duración de la vida útil de los utensilios usados. Esto es debido a que se mantiene una temperatura ambiente moderada por el aire que es expulsado por el tubo donde sale el lubricante.

Ventajas de la lubricación mínima en la máquina herramienta

  • Cubrir la superficie que necesitamos lubricar.
  • Refrigerar las piezas.
  • Protege de la corrosión de los elementos que están siendo lubricados.
  • Mantiene el circuito limpio de impurezas.
  • Ambiente limpio y entorno seguro.
  • Mejora del acabado en las superficies.
  • Lubricación precisa para cada punto a engrasar.
  • Se puede trabajar por ciclos de frecuencia.

Además de las ventajas con el sistema lubetools tenemos unas ventajas comunes con cualquier sistema de lubricación centralizada.

  • Alargar la vida útil de nuestras máquinas y de cada una de las piezas que tienen fricción entre sí.
  • Disminuir los costes en paradas innecesarias.
  • Respetar el medio ambiente con una mínima lubricación.
  • Ahorrar en costes ya que usas la lubricación justa.
  • Reducir costes de mantenimiento y tiempo dedicado a él.
  • Eliminar riesgos, los operarios no tienen que lubricar manualmente en lugares peligrosos.
  • Mayor productividad.

 

Consúltanos tus dudas. Te asesoramos para diseñar el sistema de lubricación, desde el depósito y el lubricante recomendado hasta la boquilla que lubricará la pieza.